Misión, Vision y Objetivos

Objetivos:

•    Fortalecer la autonomía e independencia de los Ministerios Públicos en la organización estatal y su papel en la defensa de la legalidad y de los intereses de la sociedad e impulsar los procesos de reforma y consolidación de los sistemas de justicia en un marco de absoluto respeto por los derechos humanos y del Estado de Derecho.
•    Reforzar los mecanismos de cooperación jurídica internacional y homologar y hacer más eficientes las diligencias y trámites procesales y administrativos vinculados con la obtención de las pruebas extra-jurisdiccionales para combatir los delitos transnacionales.
•    Promover la cooperación y el intercambio de experiencias con la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP) y la Asociación Internacional de Fiscales.
•    Estrechar los vínculos de cooperación, solidaridad y enriquecimiento profesional recíprocos entre los Ministerios Públicos de países miembros.
•    Proveer el establecimiento de estrategias comunes para enfrentar el crimen organizado transnacional.
•    Establecer estrategias comunes para enfrentar los problemas fundamentales concernientes a los Ministerios Públicos.
•    Vincular el desarrollo y fortalecimiento de los Ministerios Públicos, como una condición indispensable para la efectiva tutela de los derechos de las personas y la vigencia de los principios e instituciones del Estado de Derecho.
•    Establecer vínculos de comunicación y cooperación con otros Ministerios Públicos y asociaciones de Ministerios Públicos del mundo.


Misión:

•    Ser un ente que instaure y fortalezca los lazos de cooperación desde sus miembros hasta otras organizaciones internacionales, creando espacios conjuntos de debate, reflexión y lucha en pos de la autonomía y fortalecimiento de los Misterios Públicos, como defensores de los intereses generales de la sociedad y del Estado de Derecho.


Visión:

•    Consolidar la autonomía de los Ministerios Públicos y ser una entidad que forje internacionalmente pautas en el desarrollo de la cooperación penal internacional, pretendiendo que los Ministerios Públicos sean pilares de los Estados de Derecho que representan.